jueves, 18 de junio de 2015

Soy toda una mochilera

Poquito a poco y con una buena sonrisa en la cara.

Hoy me ha tocado subir al hospital a por la medicación, y os puedo asegurar que en nada se ha parecido a la primera vez que fui,recuerdo ir sola y haberme perdido una y mil veces intentando encontrar la farmacia del Hospital,recuerdo la cara de estar hasta las pelotas que tenia la tía detrás de aquella puerta y también  su reacción al verme la mía,de echo se dignó a consolarme un poco diciéndome que me tranquilizaraque estuviera tranquila,supongo que mi cara era un poema.Hubiera dado cualquier cosa por haberme visto el gepeto cuando sacó las tres cajas de Cimzya y me dijo "estas son las inyecciones",de ese momento lo que mejor recuerdo son mis palpitaciones a mil por hora.

Es curioso como la mente humana a veces puede estar en sitios diferentes,yo por ejemplo recuerdo haber estado de cuerpo presente frente aquella señorita vestida de blanco en aquella farmacia de aquel hospital,y también recuerdo que me hablaba muy deprisa y no paraba de darme papeles y de pedirme que firmara cosas pero si os digo la verdad en realidad estaba en otro sitio .Fue como si mi mente necesitara evadirse de aquella situación de estrés continuo que acarreaba durante días,y tuvo que decidir que aquel  preciso momento era el idóneo para darse un viaje,y valla si se lo dió.

Mientras le aguantaba la mirada pensaba en que quería pensar que toda aquella mierda fuera una equivocación,pero como se suele decir "mi gozo en un pozo" mi mente se fue a momentos pasados de mi vida,momentos en los que no tenía que pensar que tenía limitaciones,una chica joven sana que su única preocupación era cuidar de los suyos y pasarselo bien,las cosas no tienen por que se "muy"distintas ahora,pero si es cierto que me he vuelto mucho mas precavida de lo que era antes,me rallo mucho pensando en cosas como "si me tomo la pastilla por la noche no puedo tomar nada de alcohol durante el día no?""o,si me monto en esta montaña rusa lo mismo hago un mal gesto y me hago daño en la espalda".....ocurrencias a más no poder que muchas veces gritan demasiado en mi cabeza.

La cuestión es que esta vez ha sido muy diferente,ha sido relajado y sin miedos,como debe ser y como quiero que sea.Pues es muy cierto eso que dicen que a los miedos hay que hacerles frente,para mi esto es una prueba de ellos,para mi,tener que hacer frente a un pinchazo cada quince dias lo es,pero al igual que tu,esto,no me va a poder.

Ser felices:)

No hay comentarios:

Publicar un comentario