jueves, 1 de marzo de 2018

Me duele el ayer.

Juré no volver a compararme con nadie.

Ayer pasé uno de los peores días de estos últimos meses. Ayer pensé que acabaría mí noche en una cama de urgencias con una vía puesta y medicación devolviendome a la vida.
Ayer podía contar con los deditos de una sola mano las partes de mi cuerpo que NO me dolían.
Ayer tuve que pedir ayuda.
Ayer me volví a sentir sola. Incomprendida. Llena de frustracion.
Ayer las lágrimas se me iban cayendo por la  calle.
Si, en resumen, ayer fue un día de mierda.

Estoy en brote. Otra vez. Después de mucho tiempo vuelvo a sentir lo que es ésta puta enfermedad.
Mí pie no se quiere curar, mis lumbares no paran de darme avisos de lo que se avecina, mi cuello no se quiere casi mover, y ahora mi codo, si, mi codo, está hinchado, y le cuesta moverse.
Y Yo no tengo ganas de nada sinceramente. Por que llevo mucho tiempo haciendo frente con mil sonrisas, pero estoy sintiendo que flaqueo, que las ganas se estan viniendo abajo.
Se muy bien donde va a terminar esto. Mi cuerpo me lo esta diciendo. Va a hacer un año de mi último brote gordo en el que  tuvieron que ingresarme. Y parece que el cuerpo tiene memoria.
Esto es una mierda. Sí, una mierda. Y me da igual lo que otras personas puedan opinar o decir. Esto lo sufro yo. Mis noches sin dormir por culpa de dolor, la enorme frustración que siento al no poder hacer algo que realmente quiero con todas mis fuerzas por que mi cuerpo no puede. Si, lo se, hay que intentar vivir lo mejor posible con esto, hay que ser paciente con el dolor y hay que comprender nuestra situación....pero por favor no seamos hipocritas ¿vale? hay días que necesitamos gritar que esto es una valiente mierda, que estamos cansados, cabreados y hasta las PELOTAS, Y SI ALGUIEN LE MOLESTA O LE PARECE MUY NEGATIVO LO QUE ESTOY DICIENDO, QUE DEJE DE LEER ESTO.
A animarme y cargarme las pilas no me gana nadie, por que si quiero la luna me la bajo yo solita. Le pongo ritmo a la vida,le sonrio pese al dolor que me produce. AMO VIVIR, AMO LA VIDA. PERO PERMITIRME QUE EN ESTOS DÍAS EN LOS QUE EL DOLOR ME SACA LAS LÁGRIMAS, me cague en la puñetera espondilitis anquilosante y me desahogue escribiendo esto.
Puede que muchos os sintais identificados, puede que a otros les sienta hasta mal estas palabra viniendo de una persona que día tras día da ánimos a los demas (y de paso a ella misma) para afrontar el dia con animo y sonrisa. Pero soy humana, soy más defectos que virtudes, y también necesito gritar que días como los de ayer, la ea me puede.
Y puede que hoy al ser un día nuevo lo afronte de otra manera, claro, por que no. Pero creo en la necesidad imperiosa de llorar y desahogarte, por que yo por lo menos, no se guardarme sentimientos para a dentro.
Anquilosos no está mal decir de vez en cuando que esto es una mierda. No nos hace más débiles frente a la enfermedad ni significa que seamos super negativos, significa que somos realistas con lo que tenemos y también necesitamos liberar tensiones acumuladas por el estrés, el dolor, y la frustración que conlleva tener una enfermedad CRÓNICA, REUMATICA Y AUTOINMUNE. Yo hoy me quejo, por que ayer fué un día horrible. Hoy intento mantenerme bien y hacer lo posible para que mi autoestima y ánimo no se vengan abajo. Mañana saldré a comerme el mundo y empezaré por aquello que ayer no pude hacer.
Feliz fin de semana #anquilosos




No hay comentarios:

Publicar un comentario