martes, 1 de mayo de 2018

Todo vuelve a su ser.

Durante mucho tiempo no me he cansado de decir que el miedo es lo que nos hace verdaderamente débiles, y aun así, mis palabras a veces carecían de sentido para mí.

Todo vuelve a su cauce, a su ser. Todo vuelve a ser lo que siempre ha tenido que ser. Me encuentro bien, fuerte, fisica y mentalmente. Ahora más que nunca el verbo querer cobra más fuerza.


CONTROLANDO EL BIOLÓGICO

Combatir contra lo que me da miedo esta siendo una asignatura en la que me estoy aplicando muy enserio y con muy buen ánimo.
Siempre he sido reacia a pincharme, porque entre otras muchas cosas no quería agotar tan pronto mi último recurso. Pero he aprendido a ser muy comprensiva conmigo misma en estos 22 meses sin el, y ahora que ha llegado el momento de volver a empezar de nuevo (esta vez para no dejarlo) mi actitud frente a ello nada tiene que ver con tiempo atrás.
Me pongo muy contenta cuando consigo pincharme casi sola (mi amiga Carmen siempre me echa una mano). Me he dado cuenta de lo violento que hacía toda esta situación, mi miedo a las agujas, el dolor que produce inyectarme el liquido (tampoco tanto vale) y lo angustiosos de verme en esa situación, hacía que perdiera los nervios, me tensara más de la cuenta y sufriera más.
Ahora me tomo todo el tiempo del mundo, estoy en un entorno tranquilo y con gran compañía. No dejo de pensar que gracias a ello me encuentro muchísimo mejor y que los dolores horribles han desaparecido desde el primer día.
Así que hago hincapié en eso, en pensar que para poder estar al 100% necesito el biológico, los miedo los dejo guardados en un baúl bajo llave.



PONIENDO ORDEN EN MI LIVE


Enserio, que vivan los calendarios de propaganda por que sin ellos mi vida seria un completo desastre XD
Con todas las citas de médicos, farmacias, biológicos, y pastillas o tengo un sitio donde apuntar TODO o mi vida seria un continuo desastre. Así que sorprendentemente (cosa que mi madre repite mucho) tengo la situación controlada.
Si lo sé, hasta a mi me parece sorprendente.


COMO PEZ EN EL AGUA.

Así estoy y así me siento.
Como me encuentro tan divina de la muerte me puedo permitir el lujo de darme mas caña en los entrenamientos, y a mi querida Patri (mi entrenadora) eso le mola aun más. Llevo unas semanas dándome verdaderas palizas nadando, y no puedo salir más orgullosa y mas cansada de los entrenamientos. Noto mi espalda fuerte como un roble, y aunque estoy ensanchando un poco, cosa que no me hace mucha gracia ya que mis camisas favoritas se van a quedar en mi armario como piezas de museo, tengo que reconocer que me gusta mi transformación.
Pero sin duda al,que enfrento los entrenamientos. Os juro que hay momentos que los brazos me pesan como si fueran de acero y me cuesta dar las últimas brazadas antes de terminar una sesión, pero es en ese preciso momentos cuando saco mi as de la manga que sin saberlo está resultando ser mi fuerza de voluntad y es la que logra que termine esos metros.
Por eso cada vez que termino de entrenar y voy camino del vestuario no dejo de repetirme: " bien pequeña,bien."

AGUAS ABIERTAS A LA VUELTA DE LA ESQUINA

Ya no queda nada, y aunque seguro, solo tengo una travesía fijada, este verano me da a mi que voy a conocer muchas playas y 
embalses.
¿El objetivo? pues lo primero dar a conocer la enfermedad y lo segundo que sirva de motivación para aquellas personas que sufrimos alguna enfermedad reumática, para que de alguna forma se animen a la practica del deporte que es tan necesaria para nuestro cuerpo.
Y lo tercero y también muy importante, para seguir superandome cada día, para demostrarme que puedo con esto y con lo que me proponga de corazón.




Nunca me cansare de decir que la clave es la ACTITUD ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario