domingo, 14 de febrero de 2016

Mi primera Uveitis



Uff como me duele el ojo"

Y así empezó todo. Lo que son las cosas ¿eh? os puedo asegurar que si no supiera que tengo E.A ni me hubiera molestado en ir al medico por un simple dolor de ojo. Jamás me había dado un brote así, no se, los brotes a los que estoy acostumbrada duelen muchísimo más,esto más que doler, molesta,aunque soy afortunada, conozco casos de gente a las que una uveitis casi les deja ciegos....


Terminan las fechas gordas de trabajo y decido pedir unos cuantos días para poder descansar. Mi mente esta colapsada de tanto estrés y mi cuerpo muy resentido de la paliza de estos meses.En el primer sitio que pienso para desconectar es mi pueblo,como ya os he contado otras veces para mi es una terapia y una manera de cargar las pilas, pero luego en frió pienso,"me apetece conocer sitios nuevos " y se nos ocurre la genialidad de ir a la Coruña.

Un viaje muuuuuy largo que machaca mi espalda, la ida la hicimos en dos partes pasando una noche en Ponferrada (que por cierto me encantó) y la vuelta del tirón ,parando a descansar un ratín en Astorga y enamorándome del palacio de Guadi. Ahora bien, creo que mis sacros se quedaron empotrados en el asiento del copiloto.



Palacio de Gaudí
























Estando ya en la Coruña el ojo izquierdo me molestaba bastante. Lo que empezó como un simple picor de ojo, se fue convirtiendo en rojez y sensación de arenilla dentro. Hasta que un día por la mañana apenas podía abrirlo, la luz de la habitación me molestaba y palpar el parpado era casi imposible. Conocía lo de la "famosa" uveítis por muchísimas cosas que había leído en Internet sobre la enfermedad y por muchos casos de gente que me lo había comentado,pero lo descartaba por completo, pues llevaba con esto desde los 15 años aproximadamente y jamás me había dado nada parecido.

Juan intentaba ponerle un poco de humor al asunto llamándome "ojo pipa" e intentando quitarle hierro al asunto pero en mi cabeza no se me quitaba la idea de que pudiera ser una uveitis.

La verdad que la situación en aquella habitación era de comedia. Mi madre al teléfono llamándome "cocondriaca" (que en lenguaje de las madres significa hipocondríaca) y diciéndome que seguramente me había dado un "aire" en el ojo ( la adoro ), Juan en la cama partiéndose de risa y en mi cara saliendo la expresión de

"vaya dos apoyos copón " Así que después de este momento de "vacile " llegamos a decidir que lo mejor era ir a urgencias del centro de salud para que me echaran un ojo, y nunca mejor dicho.


Tras casi 3 horas interminables en la sala de espera por fin me llamaron y nada más sentarme en la consulta y explicarle lo que me ocurría me mandaron con un volante al hospital.

-Te voy a enviar al hospital por que yo aquí no puedo hacer nada, ademas eso te lo tiene que ver un oftalmólogo.





Camino del Hospital , en el taxi me iba preparando para un diagnostico previo. Después de lo que me paso la primera vez que visité al reumatologo intento ser lo más realista posible,no quiero volver a recibir portazos de enanos verdes ;P

Ya en el hospital todo iba muy deprisa,apenas sentarme ya oía mi nombre por megafonía para que pasara a triaje. Una vez mirada en triaje tenía que esperar a que el oftalmólogo me llamara para examinarme.
Que extraña sensación me recorría el cuerpo.Estaba nerviosa por que para mi era nuevo.Pero tenía la pequeña sensación de que aquel entorno era algo familiar,un Hospital,ya como mi segunda casa.Hacía casi un año que no acudía a Urgencias de un hospital por algún dolor relacionado con la E.a (ahora que se que era eso).

Las dos de la mañana,y mi madre al otro lado del teléfono ya empieza a ponerse nerviosa. Oigo mi nombre seguido de un "pase a oftalmología sala 7"

-Hola, ¿ Rosa verdad ?

-Hola, si soy yo.

-Bueno Rosa cuéntame que te ocurre.

-Pues es que yo no se si me estoy volviendo hipocondríaca y he hecho mal en subir al hospital, pero es que tengo el ojo que me duele bastante, lo tengo rojo y veo borroso, y además tengo espondilitis anquilosante y como uno de los brotes que dan según he leído es la uveitis pues me he asustao.

Yo no se si fueron los nervios, el hambre o el cansancio pero salio todo de mi boca deprisa y corriendo,sin comas y sin puntos, así, ala, venga. Como una paleta de pueblo. Dios.

Debió de ser gracioso, sería mi cara o la forma que tuve de decirlo, pero la cosa es que al médico le hizo mucha gracia.

Después de mirarme y ponerme el ojo de mil colores con gotitas, me dijo, lo que yo no se por qué, ya me esperaba. 

Tienes una Uveitis. Toma estas gotas, y estas otras hasta que te vea el oftalmólogo. Tienes que pedir cita con el reumatólogo para comunicarle que has tenido un uveitis y para que te revise si hiciera falta tu tratamiento.Y ya verás que con esto te pondrás mucho mejor.




Madre mía, que me revise la medicación, si supiera que llevo cinco meses sin pincharme... Cuando el día 25 tenga que sentar mi culo en la silla de la consulta del reuma y explicarle con mi cara de fracasada que llevo 5 meses sin pincharme y que me da miedo volver al tratamiento a ver por donde salgo...por la ventana creo. Me va a dar hasta en el carnet de identidad y con razón.

Los días pasaron y el médico de cabecera pensó que era mejor darme un volante de urgencias para que me viera la oftalmóloga de aquí ( Guadalajara) ya que si me daba cita normal tendría que esperar casi 2 meses...

La sala de espera parecía  un bingo en Benidorm, sin duda era la mas joven que había  allí y a la que en comparación menos parecía que le pasaba.

Cuando por fin me vió la oftalmóloga pasadas 3 horas, el diagnostico ya claro recobro más importancia que la que tenía. Ella me habló de una inflamación importante, me advirtió que me habían puesto muy pocos días de tratamiento y que por eso de las molestias de días anteriores. Me explicó también en que consiste una Uveitis y en lo importante de tratarlo a tiempo.

Pero si me tengo que quedar con algo fueron con unas palabras que me tocaron sin duda la fibra sensible.

- No por tener Espondilitis anquilosante quiere decir que te tenga que salir una Uveitis, se da en muchos casos de gente que no padece la enfermedad y las tiene. Pero si es verdad que no deja de ser un trastorno inflamatorio rosa, así que con muchísima seguridad te diría que se trata de un brote, lo que quiere decir que lo más seguro es que tengas la enfermedad en activo y se manifieste de esta manera.Tiene que verte el reuma.


Chafada es poco. Me sentí débil por un momento. Pensé, que esto al cabo de los años seguiría así, que cuando no fuera el ojo sería la pierna, cuando no la espalda y cuando no otra cosa, daba igual cualquier intento.

Después de ponerme el ojo de mil colores,la oftalmóloga decide cambiarme las gotas por otras,y obviamente la duración del tratamiento alargarla hasta casi dos semanas más.

La inflamación ha bajado por completo,no tengo absolutamente nada de dolor y la rojez poco a poco va desapareciendo. Debo de tener paciencia ya que tengo la pupila totalmente dilatada y casi no veo. Pero voy bien, voy muy bien.


Ahora lo único que me inquieta es el día 25, cuando me tendré que sentar con el reuma a hablar, eso, me quita el sueño.

Mañana lunes empiezo a meterme más caña con los entrenamientos, agosto está a la vuelta de la esquina y hoy por hoy es lo que más ilusión me hace.

Ahora que llego al final de la entrada del blog me toca repasar entero todo lo que he escrito,y me agobia un poco comprobar que soy como una montaña rusa, llena de subidas y de bajadas...supongo que así ha sido toda mi vida, supongo, que así es la vida de una persona a la que diariamente le duele algo....

Buenas noches Anquilosos :)


Rosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario